Resultados preliminares: la Campaña Agropecuaria prevé rendimientos de hasta el 25% en dólares

A dos meses del cierre de campaña, los resultados preliminares superan ampliamente las proyecciones iniciales. Se estiman rentas del 25% en dólares para la agricultura y 10% en dólares para la ganadería.

La campaña 2020/2021 del Fideicomiso GestionAr I estima rendimientos superiores a los proyectados: en agricultura prevé una rentabilidad del 65% anual (lo que equivale a una ganancia de más del 25% en dólares). Y en ganadería el resultado proyectado es de 53%, superando a la inflación en más de 10%, y también reflejando una ganancia anual en dólares superior al 10%.

Fuente inflación: Indec.

Una vez más, la inversión en economía real, cuidando los costos, los gastos y todos los aspectos técnicos del negocio, se convierte en un refugio atractivo para los ahorros y con bajo riesgo.

GestionAr superó nuevamente los objetivos planteados y esto se debió a una gestión eficiente y a un equipo de profesionales comprometido, que supo aprovechar las oportunidades del contexto y contrarrestar las dificultades que se presentaron. En cuanto al clima, la campaña inició con perspectivas de un año algo seco, pero finalmente las lluvias llegaron a tiempo, tanto en La Pampa (zona agrícola) como en Santa Fe (zona ganadera).

Los mercados en ambos negocios presentaron importantes subas en distintos momentos del año que impactaron de forma positiva y se reflejan en los resultados estimados. Por otro lado, tanto para la agricultura como para la ganadería, el gobierno implementó medidas restrictivas que tuvieron leve impacto en la campaña, gracias a las estrategias preventivas que se aplicaron a tiempo, como fueron las operaciones comerciales en los mercados a término en agricultura y la diversificación de negocios en ganadería.

En síntesis, estos resultados demuestran que el agro es un sector clave para la economía argentina, en un contexto internacional de alta demanda de alimentos y biocombustibles.

Por lo tanto, invertir en el campo se presenta hoy como una alternativa que permite no sólo mantener el valor de nuestros activos, sino obtener renta atractiva, y al mismo tiempo generar trabajo, como protagonistas de uno de los motores de la economía argentina.